Denuncia


¿Para qué le imploras protección a la montaña?
Si el enemigo más próximo: 
eres tú, que no tienes valentía, te ofuscas;
eres tú, que no dices «basta, ya no más...». 

¿Para qué te cubres de algodones y gasas? 
Que no sea causa de adulo: 
las heridas que te punzan los poros,
la fragilidad que te lastima hasta la raíz.

¿Para qué llamas a emergencia?
Si cuando llegan no avisas: 
que el dolor está en tus huesos dislocados,
que el tejido sangra sigiloso desde adentro.

No descanses sobre el atropello;
libérate, alma de látigos atravesados,
levántate, tus alas doblegadas no merecen desplomarse.

No le digas al sol de tus dolores, 
no le implores a la luna por brebajes,
no te acuestes en la miseria del falso intercesor.

No agonices, inmóvil, 
perderás el sentir en tus entrañas, moribundo.

¿Cuántas llagas más para detener el exceso? 
¡Para detener el abuso...!
¡Para detener los tratamientos burdos...!

Autor: Lilia Quituisaca-Samaniego

Guasuntos, Ecuador


#Autorretratándote #Contrarreflejo #PorTodosLosSilencios #InsomnioDeDos #séDelViento #unidiversos #IndeleblePoesía #lifestyle #poetry #engagement #familygoals #quotes #author #book #writing #letters #writes #poem #life #dreams #motivation #time #walking #learning #smile #cute #travel #picoftheday #adventuretime #feellings

Gracias por comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .