Carta para mi doc


Esta fue la última carta que leí a mi familia antes de enviar, recuerdo que a mamá se le escapó algunas lágrimas, a papá muchas más, y Emilio vino abrazarme tan fuerte y con su voz de aliento confirmaba: Ya sé, esa carta es para…

Mamá hizo las correcciones que siempre acostumbraba. Fue la última vez en la que afiné mi oído para escucharla. Y guardamos el secreto hasta que la carta llegara a tus manos, porque fue una sorpresa que te prepararon como regalo en tu trabajo.

Aunque esta carta te llegó hasta después del año nuevo, viniste a darme ese abrazo que agradece y reconforta. Hoy, al publicar mi alma se vuelve añicos, porque recuerdo cómo mamá nos dijo, sin que tu estuvieras, «que siempre debemos luchar juntas, que también debemos cuidarte, preguntar por TI y por los críos; porque no solo somos familia sino un hogar», y hoy nos quedas TU para seguir siendo nuestro puntal y no dejarnos vencer por las cosas no tan buenas de la vida.


Quito, 17 de diciembre 2021

Recuerdo la noche del primero de abril, la partera se daba por vencida; sin embargo, la fuerza de mamá fue interminable y con el apoyo de papá y del abuelo Emilio hizo que nacieras; mientras nosotras, tus tres hermanas detrás de una cortina admiramos ya con juicio de razón como llegaban los niños al mundo.

Pegaste un grito de victoria y tus primeras lágrimas seguro fueron de rebeldía.

Luego papá te tomó tiernamente en sus manos para darte el primer baño. Después del ritual respectivo nos acercamos y tus mejillas estaban sonrojadas, no debe haber sido de miedo, sino de coraje, si justo de eso porque desde el primer día fuiste cimiento, fortaleza y protección para nuestro hogar.

Podría tardar muchos días en contar los momentos generados, las historias que vivimos allá en nuestro pueblo, las travesuras que mamá nos reprochaba y esas mismas travesuras a las que papá les grabó un mensaje: “dañando se aprende, jugando se experimenta”.

Tantas cosas que decir, tanto que agradecerte, porque siendo la última de las hijas nos dejaste que te llamemos también «madre» o «mama», y ahora qué físicamente eres madre desde hace siete años con más razón.

Nos diste los regalos más grandes, nuestros consentidos, ellos llevan tu esencia: lucha diaria, persistencia sin descanso y amor que solo sale del alma. Ese amor que les das no solo a la familia o amigos, sino a todos tus niños, jóvenes, adultos y abuelitos a los que les atiendes y de quienes nos hablas tanto porque son tu impulso y motivación diaria.

Mi doc viniste a dejar huella, nada te vencerá; recuerda que tienes un centenar de manos que te levantarán y el corazón de dos seres que desde ya son tu bastón.

Gracias por apoyar todos los proyectos y ser en nuestras vidas un velero de roble tallado.

Atentamente,

Lilia


#Autorretratándote #Contrarreflejo #PorTodosLosSilencios #InsomnioDeDos #séDelViento #unidiversos #IndeleblePoesía #lifestyle #poetry #engagement #familygoals #quotes #author #book #writing #letters #writes #poem #life #dreams #motivation #time #walking #learning #lienzo_de_tierra #leaMoS #travel #picoftheday #adventuretime #fellings

Gracias por comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.