PARAÍSO PROHIBIDO


Cortina litigante de soberbia tesitura

que se esparce en la sombra perspicaz de tu penumbra.

 

Un millar de colores ufanos se entremezclan

reflejan la infortuna herencia de un abismo,

aquellas ramas de débil estructura

se minimizan al verse derrotadas –esclava peregrina-

 

Pálida envoltura, más de una triste mirada

denota el gris sabor de la derrota

corren en sigilo buscando refugio -sin sentido-

 

No es tu silencio, sino tu mirada,

una mirada inerte que sedienta de guerra

va muriendo con hastío –prisión disimulada-

 

Un centenar de individuos en hileras van cayendo

hasta la tumba  de un corazón oprimido,

lástima que antes fue un paraíso prohibido.

 

Autor: Quituisaca Samaniego Lilia

Gracias por comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .