Mi reloj figurativo



No mide tiempos de respuesta,
no encaja pulsaciones rutinarias,
son piezas de un engranaje convencido,
refuerzo de aquella pulsera retocada.


El minutero da conceptos de sobremesa edificada,
dibuja en sus cartas un coloquial pergamino
como habitual registro de estaciones…


Su destinatario recoge acuarelas a diario,
aún no se percata que pinta lienzos en mi sonrisa,
sí, cuando repentinamente lo examino.



Autor: Lilia Quituisaca-Samaniego
Octubre 26, 2017

Gracias por comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.