A mitades


El destino, se precipita

a burlarse de lo establecido,

requerimientos –impuntuales…

Múltiples razones

como suficientes argumentos,

hoy, son nada; ayer, han muerto…

Un antes y dos después

–única historia–,

conservada en aducidas etiquetas.

Hace tiempo –banales cicatrices…

Sí, a mitades; pero, entera;

íntegramente lastimada

con la di-solución forzada…

Un pacto de silencio –indiferencia…

Autor: Lilia Quituisaca-Samaniego

Gracias por comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.