Se hizo costumbre quererte


Contemplando la distancia,
aparece un desglose de antaño;
palabras que describen un desvelo,
de innumerables razones perdidas.
Situaciones simples que recorren una historia
miradas esquivas -circunstanciales-.
Texturas ocultas, encerradas en el tiempo
poco a poco se transforman en ciclos abreviados.
Requerimientos inusuales, influyentes -como siempre-.
¡Oh! cuánto me importas, vida mía…

Autor: Quituisaca Samaniego Lilia

Gracias por comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.