A tu nombre



Tu comportamiento es banal,
dices que no tiene valor, que nada significa para ti.
Sin embargo, osas de atrevida y me lo arrebatas con crueldad.

Mi sueño cayó en desmedro, no debí contártelo,
ahora asumo la ingenuidad del alma,
soy esclava de tu intriga lapidaria.

Hoy que eres su dueña
con aires de grandeza menosprecias su aliento.

El manantial oprimido de cenizas –humillado-,
rompe tu sentencia, se desborda
y en su recorrido va grabando
el ardor de sus entrañas.

Lluvia de raídas aventuras,
tienes una atrevida forma de hacernos daño,
esparces con ácido encubierto
la cálida fortuna de lo eterno.

Autor: Quituisaca Samaniego Lilia

Gracias por comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.