Lágrima servible


Me disgusta que el sabor empañado de miel desborde mi cúpula golpeada y delirante.

Me disgusta que abraces mi lamento y reabras los poros disecados de la sábana blanca.

Me disgusta que en contados instantes la única lágrima servible se ahogue en las tinieblas insípidas.

Me disgusta el olor a perfume que tu recuerdo deposita en mi memoria.

Me disgusta que permanezcas en los nervios irrefutables de mi esencia.

Me disgusta que aún me importes tanto.

www.liliaquituisacasamaniego.com

#Autorretratándote #newBook #Contrarreflejo #séDelViento #lifestyle #poetry #engagement #familygoals #quotes #frases #pensamientos #writing #letters #writes #poem #love #life #dreams #motivation #time #walking #learning #natural #smile #cute #travel #picoftheday #instagood #adventuretime #feellings

Hoy comienza una aventura


PrimerDíaEmprendes de manera formal un camino; sin embargo, nunca dejes de imaginarte y ser TÚ -corazón valiente-. Muchas teorías te permitirán discutir, aprenderás con el tiempo que todo se debe investigar. Enterás que la constancia y que dar más del cien por ciento en todo lo que hagas te llevará a cumplir objetivos y proyectos.

Cada instante de algarabía te devolverá plegarias de ensoñación. Cada número, vocal o consonante del abecedario tendrán sentido cuando interpretes o escribas frases. Siempre pregunta, la curiosidad te ayudará a descubrir o validar sentencias.

¡Qué nunca terminen las travesuras por doquier, los cumple mes infaltables, las ocurrencias respectivas…!

Seremos tu lienzo para que dibujes sonrisas, tristezas y tal vez uno que otro regaño. Seremos tu refugio.

Porque cada vez que una lágrima está a punto de rodar, tu sencillamente nos dices: “tranquila, tranquila, no pasa nada”, o con simpleza señalas: “ven, ven, yo te enseño”, “¿si, ves? Así se hace”, “no importa”, etc.

Sin duda alguna, seguirás inventando historias, generando ideas, liderando momentos. Por supuesto, siempre estarás dispuesto a enseñarnos desde esa inocencia de niño.

Gracias por impresionarte con mis versos maltrechos, gracias por pedirme que te arrulle con un cuento, gracias por dejarme entonar instrumentos, gracias por interpretar y determinar que te acompañe a cantar, bailar, saltar y sonreir.

Sobretodo, gracias porque ahora eres tu quien inventa historias, imagina personajes, recrea escenarios y con mirada firme nos enseñaste que la generosidad y la valentía sólo tiene un sinónimo natural y se denomina “perdón”.

Contigo, cada momento es único; pues, nos autorizas para ser parte de tu alma, nos invitas a plasmar realidades, nos induces a cumplir metas; y aunque suene repetitivo, desde que llegaste a nuestras vidas eres y serás nuestro consentido consentidor.

Para toda la vida -mi vida, seguirás siendo uno de mis hombres más importantes, mi sobrino Emilio, “el grande” (así nos pides que te llamemos).

Autor: Lilia Quituisaca-Samaniego